Nueva sección: Vivir con diabetes

Hace casi una década conocí a una persona diagnosticada con diabetes tipo 1 a los dos años de vida. Hoy supera los 30 y decidimos vivir juntos hace casi un año. La experiencia ha sido todo un desafío y hoy quiero abrir este espacio para compartir todo lo que he aprendido, llevar una especie de bitácora y seguir llenándome del conocimiento que ustedes puedan aportar.
Ser diagnosticado no significa cambios sólo en la vida del diabético, es una situación que afecta a todo su entorno y somos nosotros quienes debemos ayudarlos a estar mejor, comprometiéndonos a velar por sus niveles de azúcar, sus controles médicos, a prestar apoyo emocional, a saber generar momentos gratos… en fin. Acompañar a un diabético es un indudable acto de amor. Somos parte sustancial en esta, su nueva realidad y no podemos dejar de informarnos, prepararnos, mantener una comunicación fluida, saber actuar, tener paciencia y un montón de otros factores.

Mi decisión fue aprender lo más posible sobre la diabetes y, pese a que no tengo estudios de enfermería, medicina y mucho menos diabetología, por lo que muchas veces puedo cometer algún error, creo tener la experiencia suficiente para compartir algunas cosas y comenzar una entretenida conversación que nos servirá a todos.

Sean bienvenidos y no se pierdan, que hoy empezamos un lindo recorrido por el amor.

Recuerden que pueden dejar sus comentarios, consultas, insultos abajo en los comentarios, en el Fanpage de esta página o enviar un mail a contacto <@> sebastianguajardo.cl


Comentarios